Cuido mi camino

“Cuido mi camino” es un compromiso que asume el peregrino y visitante basado en el respeto y cuidado a la madre naturaleza, participando activamente con acciones de reforestación, limpieza y conservando limpio el trayecto por el que transitan miles de peregrinos para cumplir su misión.

Es además un compromiso de cuidado hacia su propia persona y de los demás, en donde se siguen las siguientes medidas de seguridad:

  • Utiliza las veredas o andadores propios para el peregrino.
  • No transites por la carretera si tu trayecto es peatonal.
  • Apaga bien tu fogata con agua o tierra y checa que no queden brazas prendidas.
  • Conserva contigo tu basura hasta que puedas dejarla en la próxima ramada.
  • No te separes del grupo si no conoces el camino.
  • Identifica los sitios donde se localizan los servicios médicos y trae contigo los teléfonos de emergencia.
  • Cuida las áreas públicas.
  • Evita rayar los señalamientos y las edificaciones puestas para tu servicio.
  • Para quienes caminen de noche, se recomienda hacerlo en grupo, con prendas reflectantes e, incluso, portando una linterna para ver y ser visto.